Demi Lovato podría estar en riesgo de perder a todos sus amigos, después de la sobredosis que le causó una recaída este 2018 tras 6 años de sobriedad, al haber recibido tratamiento por su adicción a las drogas. Demi ahora se encuentra en el hospital, pero su familia y amigos podrían dejar de hablarle si se rehúsa a ir a rehabilitación cuando sea dada de alta.

El sitio TMZ informa que miembros de su equipo de trabajo y personas cercanas a Demi Lovato la eliminarán de sus vidas si la cantante no busca tratamiento, pues según informes, su presunta sobredosis fue tan mala que estuvo a punto de morir y su equipo quiere enviarla urgentemente a un centro de rehabilitación en cuanto salga del hospital.

 

Sin embargo, la rehabilitación solamente funciona si una persona que tiene una adicción está completamente dispuesta a recibir ayuda y Demi aún no ha tomado la decisión de recibir tratamiento después de su recaída.

Una persona que trabaja para Demi le dijo al sitio que renunciaría si Demi no se registra en un centro de rehabilitación, pues ella podría morir si no lo hace y no quieren que se les responsabilice por cualquier accidente que Demi pudiese sufrir en caso de una recaída.

Su antiguo mánager Phil McIntyre se separó de la cantante varios meses atrás y supuestamente fue debido a la recaída que Demi tuvo tras seis años de sobriedad. Además, TMZ informó que él era parte de un grupo que organizó una intervención para la cantante antes de su sobredosis, pero ella rechazó sus súplicas para que buscara ayuda.

 

TMZ también reporta que las posibilidades de que Demi asista a un centro de rehabilitación mejorarán, pues informan que su presunta sobredosis y las complicaciones derivadas de ella, las cuales la han dejado hospitalizada por un poco más de una semana, lo cual ha asustado a Demi y ha sido una llamada de atención para recibir tratamiento.

Demi Lovato llevaba seis años sobria, después de luchar contra adicciones con la cocaína y el alcohol en su adolescencia, pero los informes indican que recayó hace algunos meses.

 

En junio, Demi reveló su recaída a sus fans en la canción Sober y, desde que está en el hospital, ha sido visitada por su familia, amigos (incluyendo a Selena Gomez) y “el amor de su vida” Wilmer Valderrama. Es muy lindo que Demi tenga muchas personas que se preocupen por ella, pero también es muy importante que ella aporte de su parte al estar dispuesta a rehabilitarse después de esta recaída. (Nación Rex)