Para describir el show de Beyoncé en los MTV Video Music Awards 2016 alcanza tomar un extracto de los 15 minutos en los que estuvo en el escenario. En el final de “Hold Up”, cuando recién había pasado un tercio de su set que recorrió su disco editado en abril Lemonade, agarró un bate para golpear una cámara y dejarla volcada sobre el piso con el lente roto. Su presentación en vivo, en la misma noche en la que se convirtió en la artista que más premios ganó en la historia del evento, tuvo un impacto muy fuerte.

Tras la presentación de la tenista Serena Williams, Beyoncé arrancó con “Pray You Catch Me”, canción que abre su último álbum. A su alrededor, un grupo de bailarinas con vestidos blancos, con un diseño similar al que la estilista B. Akerlund pensó para “Hold Up” en el largometraje que acompañó el lanzamiento del álbum, fueron cayendo una a una con cada golpe de batería como si recibieran un disparo. El despliegue audiovisual y técnico en el Madison Square Garden de Nueva York no opacó la capacidad de Beyoncé de adueñarse del escenario, que no necesita que el juego de luces y efectos sea constante o tener un ejercito de bailarinas que la acompañe en todo momento. Después de “Sorry”, ellas desaparecieron para “Don’t Hurt Yourself” y la furia vocal de la cantante sobre la guitarra de Jack White (que no estuvo presente) dominó la escena. No la calmaron ni los “pip” que la transmisión metió para que no salieran al aire palabras como “fuck” o “shit” y tuvo más temperatura que el anillo de fuego que coronó el escenario en ese momento.

El cierrre del intenso set fue con “Formation” -mismo track que hizo en su actuación en el show de medio tiempo del último Super Bowl– y con todas sus bailarinas tiradas en el piso formando el símbolo de Venus. Así convirtió su actuación en una declaración de género, como cuando puso un “Feminist” gigante en la pantalla durante su presentación de 2014 en el mismo evento.

Beyoncé fue la gran estrella de la noche y no sólo porque fue el acto más fuerte, dejando atrás a Britney Spears , que mostró en vivo “Make Me” y “Me, Myself & I”, dos tracks de su nuevo álbum Glory, y Rihanna , que tuvo cuatro bloques en vivo a lo largo de la noche. Se llevó 8 estatuillas, los plateados Moon Man, entre las que sobresalen “Video del Año” y “Mejor Video Pop” por “Formation” y “Mejor Video en Formato Largo” por Lemonade. Con ese número de galardones, llegó a los 22 en toda su carrera y superó a Madonna como la más ganadora en la historia de los VMAs.

Listado completo de ganadores

Video del año

Beyoncé – “Formation”. Director: Melina Matsoukas

Michael Jackson Video Vanguard Award

Rihanna

Mejor Video Femenino

Beyoncé – “Hold Up”. Director: Jonas Åkerlund, Beyoncé Knowles Carter

Mejor Video Masculino

Calvin Harris ft. Rihanna – “This Is What You Came For”. Director: Emil Nava

Mejor Colaboración

Fifth Harmony ft. Ty Dolla $ign – “Work From Home”. Director: Director X

Mejor Video Hip Hop

Drake – “Hotline Bling”. Director: Director X

Mejor Video Pop

Beyoncé – “Formation”. Director: Melina Matsoukas

Mejor Video de Rock

Twenty one pilots – “Heathens”. Director: Andrew Donoho

Mejor Video de Música Electrónica

Calvin Harris & Disciples – “How Deep Is Your Love”. Director: Emil Nava

Mejor Video en Formato Largo

Beyoncé – Lemonade

Mejor Artista Nuevo

DNCE

Canción del Verano

Fifth Harmony ft. Fetty Wap – “All In My Head (Flex)”

Mejor Dirección de Arte

David Bowie – “Blackstar”. Diseño de producción: Jan Houllevigue.

Mejor Coreografía

Beyoncé – “Formation”. Coreógrafo: Chris Grant, JaQuel Knight, Dana Foglia.

Mejor Dirección

Beyoncé – “Formation”. Director: Melina Matsoukas.

Mejor Cinematografía

Beyoncé – “Formation”. Cinematografía: Malik Sayeed.

Mejor Edición

Beyoncé – “Formation”. Editor: Jeff Selis.

Mejor Efectos Especiales

Coldplay – “Up&Up”. Editor de efectos especiales: Vania Heymann.

 

Fuente: “rollingstone.com.ar”