Naciones Unidas estableció la fecha para “reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno”.

1 Viaja por el mundo

Conocer lugares nuevos siempre aporta experiencias y momentos que movilizan los sentimientos y sensaciones. Según los científicos viajar es necesario para ser felices.

Un estudio del Dr. Jeroen Nalwun, un profesor de la Universidad de Breda, Holanda, las personas que viajan frecuentemente son más felices.

Según el estudio, planear las vacaciones provoca un grado más elevado de felicidad debido al efecto de anticipar los momentos buenos que sucederán.

 

2 Envía mensajes de agradecimiento

La gratitud es una emoción poderosa. Ser agradecido provoca beneficios psicológicos. Mediante el envío de un correo electrónico, texto o carta a alguien que te ha ayudado de alguna manera es positivo para vos.

Además, ser agradecido es fácil y rápido y un estudio encontró que la práctica puede aumentar la felicidad de un 25%. Por otro lado, otro estudio demostró que enviar tres cartas en las que expresaban su agradecimiento por algún motivo a un amigo o familiar, en un período de tres semanas, fue suficiente para aumentar de forma fiable la felicidad y la satisfacción con la vida de los sujetos participantes del estudio.

 

3 Vive el presente

Pasar el día preocupándose por cosas del pasado o por situaciones que no acontecieron es sinónimo de infelicidad. Fantasear por cosas que ni siquiera han ocurrido provoca un sufrimiento innecesario. La clave es vivir el presente. Eso no se traduce en que no se deben tener metas, sino que hay que buscar ser realistas e ir paso a paso para conseguirlas.

Un estudio de la Universidad de Wisconsin descubrió que el trabajar por un objetivo suprime las emociones negativas, además de activar sentimientos positivos.

 

4 Pasa más tiempo con los amigos y la familia

No haber pasado el tiempo suficiente con los amigos y la familia es uno de los principales arrepentimientos que la mayoría de la gente expresa antes de morir. Por lo tanto, compartir momentos, comidas, salidas o simplemente una charla entre mates son aquellos que se aprecian y afectan de manera positiva en el estado de ánimo.

 

5 Escucha música

Las beneficios de escuchar música se evidencian en nuestra mente y en nuestro comportamiento. El mundo de la ciencia investigó de múltiples maneras cómo influye en el estado de ánimo.

De hecho, un estudio del doctor Suri Saarikallio, especializado en psicología y música concluye que escuchar buena música mejora el humor en un corto tiempo.

 

6 Vive la felicidad y deja de buscarla

Una de las claves es dejar de buscar y empezar a vivir. Ir detrás de la zanahoria como si fuéramos conejos puede provocar infelicidad.

Según un estudio de la Universidad de Yale, buscar constantemente la felicidad genera ansiedad, angustia y frustración.

Recuerda: La felicidad son momentos, y los momentos de no felicidad no deben ser vistos como fracasos.

 

7 Vive cerca del trabajo

El viaje hasta el trabajo no debería durar más de 20 minutos. Según un estudio de Yeo Valley, los sujetos más felices de su investigación eran los que no tardaban más de 20 minutos en llegar a su lugar de trabajo, debido que en caso contrario se genera un efecto negativo en el bienestar tanto físico como psicológico de las personas.

 

8 Salí a la calle

Salir de casa, tomar sol, contactarse con otras personas es positivo para el cuerpo y la mente. La luz solar es un antidepresivo natural, estimula las funciones endocrinas y aumenta la producción de serotonina.

 

9 Rodéate de gente positiva

Según una investigación de BMJ Group, la felicidad de uno, depende en gran parte de la felicidad de las personas con las que tiene contacto constante. En otras palabras, la felicidad puede ser contagiosa. Estar con gente que respira una actitud positiva y entusiasta, produce un efecto positivo en tu bienestar. (Big Bang News)