Eminem lanzó anoche un reto hacia sus fanáticos, que rápidamente se convirtió en viral por la dificultad para superar la adversidad. El rapero instó a sus seguidores a probar el #GodzillaChallenge, en el que se deben imitar el tercer verso de su nueva canción «Godzilla» con la misma precisión y velocidad que él. ¿El problema? Hay que pronunciar 224 palabras en 31 segundos.

El músico lanzó el desafío en sus redes sociales y agregó que los mejores recibirán premios, aunque no especificó que otorgará. La respuesta no se hizo esperar y ya hay miles de videos -algunos muy certeros- participando.

«Godzilla» es una de las mejores y más celebradas canciones de su último álbum, Music to be murder by. El músico hace gala de su velocidad lingüística y le juega una carrera a las palabras, con el flow al que nos tiene acostumbrados.

El disco fue lanzado por sorpresa hace más de un mes y tuvo una gran repercusión en la Argentina por el sample que el rapero realiza en la canción «Stepdad» de «Petebirí», una canción grabada por Luis Alberto Spinetta en el disco Pescado 2 de 1973. A pesar de usar la melodía, la intención del tema es diametralmente opuesta. Mientras que el de Pescado es un tema de amor, Eminem utiliza el riff pesado para descargar su ira contra su padrastro abusivo.

En la última semana, el rapero se vio envuelto en un pequeño escándalo cuando el DJ Lord Jamar acusó a los raperos blancos de ser «invitados» en el hip hop. Sin darle vueltas al asunto, Eminem confirmó que se siente de esa manera: «Soy absolutamente un invitado. Nunca dije que no. Nunca dije que era rey de nada. ¿Quién mierda es el rey del hip-hop? Me interesa más el arte que otra cosa». (TN)