Pedido desesperado a Enrique Iglesias. El español tiene previsto presentarse en Arabia Saudita el 13 de diciembre, pero una petición se interpuso en el camino. Y los fans le exigen que responda “con altura”.

La organización Human Rights Foundation (HRF) considera “indignante” que Iglesias y otros artistas internacionales “hagan negocios con el régimen asesino” del país árabe. Y desde la entidad salieron a solicitar la cancelación de un concierto.

En el pedido se incluye un tema clave: el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

La hipocresía de estos músicos, que en el pasado han llamado a sus admiradores a defender la justicia social y sus derechos humanos, destruirá su credibilidad y reputación“, advirtió en un comunicado el presidente de HRF, Garry Kasparov.

HRF espera que tanto Black Eyed Peas, como Enrique Iglesias y otros artistas que prevén actuar en Arabia Saudita y pidan perdón no sólo a sus millones de seguidores, sino también a los miles de personas que han sido encarceladas ilegalmente y torturadas por el Gobierno“, insistió Kasparov.

La organización también animó al público a contactar a sus músicos para exigirles que den marcha atrás y que no participen en los actos en Ad Diriyah, que son parte del programa Vision 2030 impulsado por el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

Enrique viene de protagonizar una polémica hace dos meses. Manoseó a su corista en pleno concierto.

El acoso fue en México, frente a 30 mil personas. Y el escrache en redes se viralizó al instante.

El español le dio un abrazo a su corista, Celia Chávez, y de imprevisto le levantó la pollera y la tocó. La escena se dio mientras cantaba su sencillo Loco, que creó junto a Romeo Santos.

En el último tiempo, la reputación de Enrique venía creciendo a raíz de su nueva faceta como padre. Sale a declarar maravillas de la vida en familia y de su mujer Anna Kournikova, pero, tristemente, Enrique suele despacharse también con actos repudiables.

Unos meses atrás, subió a una fanática al escenario, la besó apasionadamente y le levantó la camiseta. Los fans no dejaron pasar el momento y lo mostraron en redes.

Cuando se lo pone en el ojo de la tormenta, Enrique no sale a responder a la prensa. Se mantiene callado. ¿Hará lo mismo con el tema Arabia Saudita? (Clarín)