El 2019 no terminó de la mejor manera para Mariah Carey. La cuenta de la cantante en Twitter, que es seguida por 21.4 millones de seguidores, fue hackeada durante 30 minutos, y en ese lapso de tiempo se publicaron mensajes con contenido racista e insultos al rapero Eminem.

El grupo Chukling Squad se hizo cargo del ciberataque a la cantante. Esta no es la primera vez que este grupo de personas hackean cuentas de personalidades con muchos seguidores: estuvieron atrás del ataque a la cuenta del CEO y creador de Twitter, Jack Dorsey, en agosto pasado y también intervinieron la cuenta de la actriz estadounidense Chloë Grace Moret un mes después.

Carey decidió no tomarse con mucha seriedad situación y, tras borrar los ofensivos tuits, escribió: «¿Me tomo una siesta y esto es lo que pasa?«.

Fuente: La Nación