El comienzo de los Latin Grammy 2019 -que tuvo una impactante ceremonia que tuvo lugar en Las Vegas- fue emotivo. Un homenaje a grandes figuras de la música latina que concluyó con «De música ligera» de Soda Stereo.

Robi Rosa arrancó el clásico. La segunda estrofa siguió con el chileno Beto Cuevas (La ley), que siguió con la presencia de Fito Páez. «De aquel amor de música ligera, nada nos libra, nada más queda», cantaron los tres.

Al final del tema apareció en el centro del escenario Ricky Martin, quien fue uno de los conductores de los premios.

«De música ligera» se transformó en un himno del rock latinoamericano. Fue el segundo corte del disco Canción Animal de Soda Stereo, publicado en 1990.

Gustavo Cerati contó en varias entrevistas que la letra del tema nació de una colección de discos que tenía de chico en la casa de sus padres que se llamaba «Clásicos ligeros de todos los tiempos”.

Zeta Bosio contó cómo nació el hit. «Nadie sabe de dónde vino. Del más allá. Fue algo mágico. Estábamos probando sonido en Morelia (México) antes de un show, eran tipo las seis de la tarde, y era una época donde estábamos improvisando ideas para Canción animal».

Muchos recuerdan la versión en vivo en River (1997), donde al final del tema, Cerati inmortalizó la frase «Gracias Totales». (TN)