En una entrevista realizada por el editor ejecutivo del New York Times, Dean Baquet, Jay-Z habló con total sinceridad sobre la crisis matrimonial que atravesó con su esposa, Beyoncé , y que ella misma plasmó en su disco Lemonade el año pasado.

El rapero no solo admitió haberle sido infiel a Knowles sino que además reveló haber atravesado por un momento personal muy duro que lo condujo a aislarse de su esposa. “Tenés que sobrevivir y cuando entrás en eso, ¿qué sucede? Cerrás todas las emociones. Incluso con las mujeres, y no podés conectarte. En mi caso, fue profundo. Y después todas las cosas pasaron desde ahí: la infidelidad”, recordó.

Asimismo, Jay-Z contó que el hecho de hacer música fue lo primero que los ayudó a salir de esa dura etapa de la relación. “Usamos nuestro arte como una terapia y comenzamos a hacer música juntos”, subrayó el rapero, quien añadió que el disco de su esposa lo puso “muy incómodo”, pero que de todas formas atravesó la tormenta de la mejor manera posible.

“Al final del día tenemos mucho respeto por el arte del otro. La mayoría de la gente se distancia, y el porcentaje de divorcio es alto porque la mayoría de la gente no puede hacerse cargo. Lo más difícil es ver el dolor que has causado en la cara de alguien, y después lidiar con ello”, añadió.

Recordemos que cuando lanzó su nuevo disco, 4:44 – uno de los más nominados en la nueva edición de los premios Grammy -, el tema “Family Feud” llamó particularmente la atención, dado que en éste Jay-Z ya comenzaba a sincerarse respecto a sus deslices. “¿Tan difícil es para mí? Te estoy fallando día a día, ¿por qué sigo huyendo? Si mis hijos lo supieran, no sabría qué hacer (…) ¿Quién se banca un ménage à trois cuando tenés a tu alma gemela? ¿Eso es arriesgaste por Blue?”, cantaba el músico, en clara alusión a la primera hija que tuvo con Beyoncé, Blue Ivy. (LN)