Joaquín Sabina se mostró por primera vez públicamente luego de dejar el 23 de febrero el Hospital Ruber Internacional de Madrid, donde había ingresado 11 días antes tras sufrir una grave caída en su show junto a Joan Manuel Serrat, en el el WiZink Center.

El fuerte golpe le provocó un traumatismo en el hombro izquierdo y en el tórax, además de un pequeño coágulo craneoencefálico del que fue operado con éxito.

El domingo, Joaquín Sabina salió al balcón de su casa ubicada en la zona madrileña plaza de Tirso de Molina para aplaudir a los médicos y enfermeros que luchan contra el coronavirus. El artista se mostró junto a su pareja, Jimena Coronado. (TN)