La voz de Juanes, como llegada del espacio, comenzó a hechizar a cada uno de los asistentes del WiZink Center de Madrid, donde la noche del pasado domingo se abarrotó de miles de personas cantando y entonando cada una de las canciones que el colombiano interpretaba.

El ambiente era de lo más receptivo y se sabía que Juanes no iba a defraudar a su público… Con tablas más que suficientes, comenzó cargando uno de sus cartuchos fuertes, que a pesar de estar bajo un nuevo ritmo, ‘A Dios le pido’ se reconoció desde la primera nota.

Un espectáculo donde las míticas canciones, como su famosa ‘Camisa Negra’, se colaban entre sus nuevos singles de su último disco ‘Mis planes son amarte’, con los que dio alguna que otra sorpresa. En esta ocasión, todo aquel que asistió al antiguo Palacio de Deportes de Madrid no sólo disfrutó de su recorrido musical, sino que se llevó la sorpresa de ver duetos con Bebe, Rosalía y Manu Carrasco, que acompañaron a Juanes en su único concierto en España.

Y el último también del año, ya que retomará su gira el próximo 2 de abril de 2018 con un concierto en Sidney, Australia, para regresar después a América Latina, donde comenzó todo su sueño que ya sustenta 23 Grammys Latinos.