Aunque los grupos de WhatsApp se convirtieron en un efectivo canal de comunicación grupal, muchos usuarios sufren el entusiasmo de algunos de los participantes. Hasta ahora, nada se podía hacer al respecto. Sin embargo, la última actualización del servicio de mensajería permite “silenciar” al contacto que no nos interesa leer.

 

El cambio llega en el marco de la personalización de los grupos que lleva adelante la compañía. Ahora, para poder “silenciar” a los molestos bastará con crear un nuevo grupo y actualizar los permisos. Lo primero que hay que hacer es darle la categoría de “administrador” a todos.

El segundo paso es ir a la configuración “enviar mensajes” y aceptar la opción “sólo administradores”. Lo último que hay que hacer es quitarle la categoría de administrador al usuario. De esta manera, seguirá en el chat, pero no podrá participar con sus mensajes. Una suerte de castigo para quienes abusan con su entusiasmo. (Big Bang News)