El pasado domingo se realizó la ceremonia de los Premios Billboard, en la que entre varios de los más importantes artistas internacionales se encontraba Camila Cabello.

Todo parecía perfecto, la cubana se llevó un galardón y cantó junto a Pharrell Williams, Sangria Wine, su nuevo tema.

Pero evidentemente no todo es como parece. El costo de tantas presentaciones, una agenda super cargada y la exigencia propia le jugaron una mala pasado.

Inesperadamente Camila en plena ceremonia se fue directo al hospital, donde luego de varias estudios determinaron que la talentosa y joven artista estaba con fiebre y deshidratada, fruto del estrés y no descansar lo suficiente.

Por Twitter la creadora de «Havana» contó que necesitaba hacer reposo y agregó:
«Les pido perdón por decepcionarlos y les prometo que se los recompensaré apenas pueda. Algunas veces me exijo demasiado a mí misma y les prometo que a partir de ahora me cuidaré más«.

get on a comfy couch, get u a little glass, and 🍷 Sunday #BBMAs @pharrell

A post shared by camila (@camila_cabello) on