Paul McCartney y Johnny Depp se asocian en un proyecto musical. El actor armó banda, y el Beatle será de la partida.

poul

Otro proyecto que nace de una buena amistad en Hollywood. Personajes que tal vez uno no imaginaría cruzándose más que en entregas de premios, resultan ser los mejores amigos. Hora de que asociemos al músico Paul McCartney con el actor Johnny Depp.

Antes de convertirse en actor, el preferido de Tim Burton probó suerte con la música. Y tras alcanzar la fama por sus películas, se hizo un tiempo para volver a su primer amor, el rock.

La nueva banda de Depp se llama The Hollywood Vampires, y está integrada, además de por Paul McCartney, por el guitarrista de Aerosmith, Joe Perry, y el cantante de heavy metal Alice Cooper. El plan es debutar en vivo este septiembre en el Rock in Rio 2015, y trabajar en su primer disco, producido por Bob Ezrin.

La idea del disco es dedicarlo a todos los amigos que los músicos perdieron a causa de las adicciones a las drogas y el alcohol a lo largo de los años. Así como también hacer covers de las canciones compuestas por esos amigos -parecido a lo que hace Ringo Starr con su All Starr Band-. Y ahí es donde entra Paul.

Para este primer álbum, McCartney aportará una de sus canciones:Come and Get It. Tema que el ex Beatle compuso en 1969 para la banda sonora de la película The Magic Christian, una comedia inglesa protagonizada por otro beatle, Ringo Starr, junto a Peter Sellers.

La cuestión es que esta canción fue un hit en el Reino Unido, cuando en 1970 la banda de PowerPop británica Badfinger hizo su versión. Y esta nueva de The Hollywood Vampires estará dedicada a los músicos Pete Ham y Tom Evans, ambos miembros suicidas de Bad-finger. «Paul recordaba todos los acordes, las letras, todo. Parecía que la hubiera estado tocando toda su vida», relató Joe Perry a la revista Rolling Stoney, a su vez, declaró su admiración por el exbeatle. «Alice (Cooper) y yo estábamos ahí en pie mirándonos el uno al otro. No importa quién seas o lo que hayas hecho. Si Paul está en la habitación, él está ahí. Era difícil centrarse en tocar», dijo Perry, quien además develó que McCartney y Cooper comparten tareas vocales en la canción.

Pero como en cualquier amistad, todo es un ida y vuelta. Y en este caso, es una vuelta, ya que Johnny Depp fue el primero en colaborar con McCartney en el pasado. El actor participó como músico y fue la cara del video clip de My Valentine, del álbum Kisses on the Bottom en 2012. Cosa que volvió a repetir al año siguiente con Queenie Eye del disco New. Ahora, tras la colaboración de Paul, habrá que estar atentos al próximo paso de estos amigos