El escándalo de Facebook y la paranoia que generó en sus usuarios el manejo de su información privada, llevó a los gigantes tecnológicos a rever sus servicios y medidas de seguridad. En ese marco, el servidor de correos Gmail rediseñó su sistema para hacerlo más confiable.

 

Gmail se concentró en este caso en el acceso a través de la web y la posibilidad de acceder a más funciones sin salir de la bandeja de entrada.

 

* Acceso a los archivos adjuntos sin abrir ni desplazarte por una conversación.

* Nuevo botón de snooze para posponer los correos electrónicos que no se puedan atender en el momento.

* Acceso fácil a otras aplicaciones de uso frecuente, como Google Calendar, Tareas y Keep.

* Alerta para dar seguimiento y responder los mensajes, con recordatorios rápidos que aparecen junto a los  mensajes  de correo electrónico.

* Respuesta inteligente de Gmail en la web para responder mensajes más rápido.

* Sugerencias sobre cuándo cancelar una suscripción a boletines u ofertas.

* Advertencias de alertas de correos electrónicos potencialmente riesgosos.

* Modo confidencial que permite controlar cómo se reenvía, copia, descarga o imprime un mensaje. Esto es de gran utilidad al enviar información sensible como una declaración de impuestos o cuenta bancaria.

* Posibilidad de hacer que un mensaje caduque después de un período de tiempo establecido.

Para comenzar a probar la nueva versión sólo basta con ir a «Configuraciones» y hacer click en «Probar el nuevo Gmail».

 

Siempre se puede volver a la versión anterior. Sólo basta con dirigirse a «Configuraciones» y seleccionar «Volver a la versión clásica de Gmail».

De este modo, el servidor de correo de Google busca llegar a los usuarios profundizando su seguridad, inteligencia y facilidad de uso. (Big Bang News)