Nuevamente Luis Miguel tiene inconvenientes en sus shows.

La fama de divo y de exigente dejó de ser un rumor y se convirtió en hecho.

Criticado por parte de su público por no entonar toda las letras de sus canciones, una vez más el Sol de México estalló en un show que dió en Panamá.

Fue en pleno escenario mientras cantaba «Decídete», cuando empezó a marcar al sonidistas que tenia inconvenientes con el sonido.

Luismi hacia gestos con sus manos, miraba al costado del escenario expresando el malestar que tenía con el sonido.

Al ver que el problema no se solucionaba, el cantante se acercó hacia donde está el sonidista y enojado reboleó con mucha fuerza algo que tenía en sus manos.