Luis Miguel volvió a estar en lo más alto de la música, en gran parte, gracias a la exitosa serie que repasa su vida. Sus canciones fueron de las más escuchadas en las plataformas de streaming. El artista volvió a los escenarios con todo, con una ambiciosa gira de presentación de su disco México en la piel, de donde se desprende el hit “La fiesta del mariachi”.

Como muestra de agradecimiento, el “Sol de México” suele tirar rosas blancas a sus fans como muestra de fidelidad después de tantos años. Pero en una de las noches en el Auditorio Nacional de México, el artista se enojó con un integrante de su equipo técnico y le arrojó una flor en forma violenta. Como en los viejos tiempos, el artista no estuvo conforme con el sonido.

“Tanto fue su coraje (enojo) que le aventó (tiró) una de las rosas blancas que traía en la mano. Rosas que él siempre daba a su público”, escribió una fan en Instagram junto a las imágenes que rápidamente se viralizaron. (TN)