Contestaria y polémica como siempre, la reina del pop habló sobre los rumores acerca de si se se había operado la cola.

Madonna dio un discurso y actuó junto a su hijo David Blanda en un bar del centro de Nueva York, que se convirtió a finales de los sesenta en el lugar elegido por el movimiento LGTBI.

Sin embargo, las imágenes de la actuación desconcertaron a muchos por el tamaño de los glúteos de la artista.

Sin tantas vueltas y sin dejar en claro si se operó o no, Madonna mediante un posteo en Instagram no se cayó la boca y esto dijo acerca de los rumores:

«Buscando desesperadamente la aprobación de nadie… y con derecho a la libre voluntad sobre mi cuerpo, como todo el mundo!! Gracias 2019! Va a ser un año increíble”.