Metallica fue declarada “la banda más taquillera de todos los tiempos” por la revista Pollstar, especializada en la industria global de la música en vivo. La razón: un estudio realizado por la publicación estableció que James Hetfield y compañía recaudaron 1.400 millones de dólares desde 1982 sólo por la venta de entradas de conciertos.

Según Pollstar, los californianos llegaron a esa cifra multimillonaria gracias a que vendieron más de 22.100.000 entradas en sus giras por 48 países del mundo y en los cinco continentes, además de la Antártida, algo que pocas bandas pueden igualar. De esta manera, dejan atrás a otros grupos convocantes, como Guns ‘N’ Roses, AC/DC y los mismísimos Rolling Stones.

El estudio se llama «Tour & Destroy: The Case for Metallica as the World’s Biggest Touring Act»(Girar y Destruir: El caso de Metallica como el espectáculo en gira más grande del mundo) y se basa en estadísticas registradas desde los inicios de la banda.

Por si esto fuera poco, Metallica también lidera el ránking de venta de merchandising, con una facturación de 125 millones de dólares sólo en Norteamérica desde 1991.

Su gira actual, WorldWired Tour, lleva recaudados 430 millones de dólares gracias a 4.100.000 entradas vendidas. Esta es la gira que los traerá el año próximo de regreso a la Argentina: tocarán el 18 de abril en el Campo Argentino de Polo de Buenos Aires, con producción de DF Entertainment y presentado por Flow Music Experience. Antes pasarán por Santiago de Chile, y luego seguirán viaje rumbo a Porto Alegre, Curitiba, San Pablo y Belo Horizonte.

Esta será la sexta visita a nuestro país de la banda formada en 1981, en Los Angeles, por el cantante y guitarrista James Hetfield y el baterista Lars Ulrich, y que completan el guitarrista Kirk Hammett y el bajista Robert Trujillo. Su último paso por la Argentina fue para presentarse en la edición 2017 del Lollapalooza.

En declaraciones a Pollstar, Lars Ulrich dio su opinión acerca del reinado de Metallica en el mundo de la música en vivo. “Sigo pensando y forzándome a creer que nuestros mejores años todavía están por delante. Siempre que me preguntan cuál es mi disco favorito, digo que es el siguiente, el que aún no hemos grabado”, dijo el baterista.

Y completó: “Siempre es todo sobre las posibilidades, lo que puede ser, lo que está por venir. Para mí, de eso se trata todo esto, y creo que esa actitud explica en gran parte la razón de que Metallica todavía conecte con tanta gente alrededor del mundo”.