Para su sexto disco de estudio, The New Abnormal, que sale este viernes, The Strokes parece haber construido un nuevo universo sonoro donde confluyen todas sus influencias. Esta mañana dieron a conocer «Brooklyn Bridge to Chorus», una canción bailable empujada por un sintetizador new wave que remite tanto a los ’80 como a The Voidz, el proyecto paralelo de Julian Casablancas.

La banda ya había experimentado con estos sonidos sin éxito en Comedown Machine, su desparejo disco de 2013. Donde antes había chatura y falta de ideas, en esta nueva canción hay un espacio (o puente, como refiere el título) que dialoga entre los Strokes que arrancaron su carrera cerrando el siglo XX y estos jóvenes adultos revitalizados.

The New Abnormal estará disponible en plataformas digitales a partir de este viernes, pero su edición en vinilo fue reprogramada por la pandemia de coronavirus para finales de abril.

El sexto disco del grupo está producido por el icónico Rick Rubin, responsable de los mejores discos de Johnny Cash y Red Hot Chili Peppers, y contará con nueve canciones. (TN)