El Grand Palais des Beaux-Arts en París, fue el escenario elegido por el fabricante chino Huawei para demostrarle a Samsung y Apple que está dispuesta a competir por un lugar en el podio. Así dejó de lado el tradicional Mobile World Congress para lanzar hoy el mayor de sus misiles: el P20 Pro, el primer smartphone del mundo con tres cámaras.

Huawei se unió a Leica, el fabricante alemán de lentes por excelencia en el mundo de la fotografía, para desarrollar una potente “cámara con celular”. Este tanque único en el mercado dejó, sin embargo, un aspecto descuidado al azar, ya que su diseño es similar al iPhone X.

Claro está que las redes sociales y el uso de las fotografías le marcaron a los chinos el camino a seguir para llegar a la cima de las terminales móviles.

Así el P20 Pro fue inspirado en la cinética de la luz y diseñado para capturar imágenes precisas, ricas y atmosféricas a cualquier hora del día o de la noche, según detallan desde la compañía.

La primera de las cámaras, la superior, es un sensor monocromático de 20 megapíxeles, ideado para tomar fotografías en blanco y negro.

En cambio la cámara RGB de 40 megapíxeles de f/1,6 de apertura permite la toma de imágenes en situaciones de baja luminosidad. De esta manera este móvil es superior a su antecesor el Mate 10, al permitir prescindir del flash.

Además con el sistema de lente zoom Leica, este dispositivo puede lograr un zoom híbrido de 5X, lo que permite tomar pequeños detalles a gran distancia.

Por otro lado el hardware y el software juegan aquí gran importancia para potenciar estas tres cámaras. El dispositivo lleva un chip Kirin 970, el cual cuenta con una unidad de procesamiento neuronal, lo que mejora el procesado, el enfoque, entre otras características.

También utiliza el denominado AIS, o sistema de estabilización de imagen con inteligencia artificial para crear imágenes de larga exposición, que permite corregir el movimiento del pulso de una mano.

En lo que a videos se refiere este móvil graba en 4K y 60fps e incluso vídeos en cámara ultra lenta 720p y 960fps, lo que lo hace aún más atractivo para instagramers y adictos a la lente.

A pesar de todas estas virtudes, los detractores de la marca insistirán aún más en su carencia de diseño, dado que tal como el iPhone X cuenta con una muesca en la parte superior de la pantalla para la cámara de selfies y un altavoz. Frontalmente cuenta con un fino marco en la parte inferior, donde se encuentra el lector de huellas dactilares.

Este nuevo smartphone, del que por el momento no hay novedades sobre su llegada al país, tiene un valor de 899 euros en el Viejo Continente. Además, cuenta con dos versiones menores y más económicas, el P20 (699 euros ) y el P20 Lite (369 euros).