Por fin se estrenó el 17avo álbum en solitario de Paul McCartney.

Hablamos de Egypt Station, el cual los críticos de todo el mundo ya elogian como una adición estelar a su incomparable catálogo.

Del enigmático título del álbum, Paul dice: “Me gustaron las palabras Egypt Station. Me recordó a los álbumes que solíamos hacer. En Egypt Station cada canción es como una estación diferente. Entonces nos dio la idea de basar todas las canciones en eso. Lo considero un lugar de ensueño del que emana la música”.

Fiel a la inspiración detrás de su título, las 14 canciones de Egypt Station se combinan para transmitir un ambiente de viaje. Entre los temas instrumentales de apertura y cierre “Station I” y “Station II”, cada canción encuentra a Paul capturando un lugar o momento antes de transportar al oyente al siguiente destino. Las paradas en el camino incluyen una meditación acústica sobre la satisfacción actual (“Happy With You”), un himno atemporal que encajaría virtualmente en cualquier álbum de cualquier época de McCartney (“People Want Peace”), y un épico multi-movimiento más cercano a los siete minutos con una estructura de suite de canciones que se remonta a los días de los combos previos de Paul (“Despite Repeated Warnings”).

El resultado es un viaje caleidoscópico a través de innumerables escenarios y épocas musicales, pero firmemente arraigado en el aquí y ahora, con la singular sensibilidad melódica y lírica inconfundible de Paul que sirve de guía.

Mirá el video de “Fuh You”: