Barack Obama, Justin Bieber o Katy Perry perdieron más de dos millones de seguidores de la noche a la mañana por la “purga” que realizó la plataforma con la finalidad de “sanear” la plataforma.

Fueron muchos, sobre todo las grandes celebridades, los que esta última semana se levantaron, abrieron su cuenta de Twitter y se encontraron con la novedad de que habían perdido miles de seguidores. Sin ir más lejos, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, perdió de la noche a la mañana más de 100 mil followers producto de la masiva “purga” que realizó la plataforma.

 

La razón por la que muchos famosos a nivel mundial hayan perdido cientos de miles de seguidores en sus cuentas se debe a que desde Twitter comenzaron a eliminar un gran número de cuentas con el fin de “sanear” la red social y borrar de la plataforma a los llamados trolls o haters.

Cabe recordar que la red social del pajarito es muy criticada por el ambiente “tóxico” y destructivo que se genera en cada uno de los comentarios de los internautas. Por esta razón, para evitar malos entendidos, desde Twitter dieron a conocer cómo sería este procedimiento.

De esta manera, según las propias palabras de las autoridades de esta red social, Twitter procedió a ajustar el número de seguidores que aparecen en los perfiles de los usuarios, excluyendo aquellas cuentas que a día de hoy están congeladas a la espera de que su dueño las valide.

Frente a esta purga, aquellos que contaban con millones de seguidores fueron los más perjudicados, no sólo por el simple hecho de tener más followers, sino porque porcentualmente son los que más cuentas falsas acumulan.

Además de Trump, que tiene más de 50 millones de followers, y el propio Barack Obama, quien perdió cerca de tres millones de seguidores de los más de 100 millones que tiene, celebridades como Justin Bieber o Katy Perry sufrieron la purga de la red social.

 

El cantante canadiense, por ejemplo, dos y medio millones de los más de 104 millones que tiene. Su colega, Katy Perry, de los 110 millones que tenía antes de esta purga, solo le restan 107 millones de followers. Desde Twitter avisan que estas estrellas podrían llegar a perder cerca o hasta un 6% de los seguidores que tienen sus cuentas.

Hasta el propio CEO de Twitter, Jack Dorsey, se vio afectado por esta medida, perdiendo al menos 200.000 usuarios. Si bien algunas plataformas informaron que Twitter eliminó más de 70 millones de cuentas, la propia red social solo reconoció que borró aproximadamente 9,9 millones de cuentas por considerarlas “potencialmente peligrosas”.

Desde Twitter señalaron que el objetivo del borrado masivo de cuentas es minimizar el alcance de las llamadas fake news (noticias falsas), quitarle herramientas a los acosadores –los cuales a través de varias cuentas siguen a determinada persona- y acabar con los famosos haters (odiadores), la razón por la cual la plataforma recibió innumerables críticas.

Esta purga se suma a otra que se llevó a cabo durante los últimos dos meses y hasta el momento también afecto, entre otros futbolistas, a Cristiano Ronaldo, quien perdió poco más de un millón de seguidores y el Papa Francisco: sin embargo el número de seguidores que perdió supremo Pontífice se acercó a los 150.000, una cifra similar a la de Trump.

 

Como dato llamativo, la cuenta principal de Twitter perdió alrededor del 12% de sus seguidores totales (alrededor de 7,7 millones) del miércoles al jueves. Para colmo, las autoridades ya advirtieron que esta purga seguirá durante los próximos días. (Big Bang News)