El mote de «la hija de» no le molesta. La impulsa y reconoce que su padre es un grande para todos. Ella arma su camino y comienza a salir de las sombras del anonimato.

Lisa Cerati apareció en diversas revistas y diarios por el rebote de la fama de Gustavo. A sus 21 años se lanza como DJ y cuenta que está escribiendo sus primeras canciones. «Este año pienso sacar mi disco», anticipó.

«Estoy trabajando mucho en eso. Pero intento mantener mi perfil bajo porque aún no siento que esté armada para salir a dar notas. Estoy en proceso de mostrar lo que me gusta y quiero que sea cuando sea el momento adecuado», resumió con la voz tranquila y sin dejar de sonreir.

«No me gusta hablar de nada privado y se que por ser ‘hija de’ me van a preguntar y no me corresponde a mí hablar de mi papá. Tampoco quiero hacerlo. Agradezco tener esa plataforma y todo, pero prefiero utilizarla para difundir un proyecto artístico o algunas de las cosas que hago, no por el hecho de aparecer. Soy muy privada», dijo mientras esperaba su momento para encargarse de musicalizar el cocktail organizado por Roho Hair Boutique en el Faena. Entre los invitados, estaban Dante Spinetta, Emmanuel Horvilleur, Cala Zabaleta y Vera Spinetta, entre otros. Con Vera, además de compartir el mote de ser hija de un ídolo del rock nacional- mantiene una buena relación y dijo al respecto que «en el mundo de la música siempre te cruzas, amigos de amigos, es como una extensión de tu familia».

«Mi hermano es quizás más de mostrarse y hablar. Con él tengo muchos proyectos a futuro. Ya hicimos discos juntos pero también es bueno expandirse, desligarse de la familia por momentos para crear solo. Estamos muy ligados desde el arte y me gusta que estemos ligados como familia y como artistas, lo mismo que con el resto de mi familia».

Lisa nació en Chile, de donde es oriunda su madre, la modelo Cecilia Amenábar. Pero siempre vivió en Argentina. Recientemente, se fue a vivir sola y está conectándose con sus tiempos de independencia. En su día pasa mucho tiempo experimentando con las artes visuales, la música y la exploración de otros artistas pero cuenta que está pendiente con la realidad.

«La realidad más que tirarme para abajo me tira para arriba. Es un momento justo como mujer para crear y salir. Se abrieron unas puertas gigantes para que tengamos el lugar que nos merecemos. Me pone contenta ver las marchas y las mujeres movilizadas, porque pese a que es triste llegar a eso, lo estamos haciendo y logramos cambios, lentos pero cambios al fín», sostuvo.

Sobre qué es lo que la inspira para crear sus canciones reveló que por el momento encuentra historias para contar en el abanico de sensaciones que atraviesa la humanidad.

«Me inspiran los sentimientos humanos. Me gusta sentir determinadas cosas. Sea para hacer arte, videos o música. Me considero muy visual y busco eso para plasmarlo en lo mio. El recorrido de la vida, conectar con los otros. No quiero cerrarme a nada, para relacionar todo lo que quiero hacer», sumó.

Ahora comenzó su recorrida como DJ. Utiliza una notebook y una larga lista de canciones que mantiene actualizada y ordenada. «No es poner temas y nada más. Es súper sencillo desde lo técnico gracias a la tecnología. No paso discos porque no tengo tantos vinilos pero me encantaría. Por ahora creo que es interesante las combinaciones que hago y la idea de fusionar música y que la gente la pase bien», finalizó con la promesa de pronto mostrar un adelanto de alguna de sus canciones. (Big Bang News)