En la actualidad resulta casi imposible pasar un rato sin nuestros teléfonos celulares. A donde vamos, los llevamos con nosotros, y ante cualquier situación donde se presente un rato para esperar, el primer aparato que sacamos para pasar el tiempo es nuestro celular.

Así, al vivir con una dependencia total, algunas veces reflexionamos sobre el uso negativo que le damos a nuestro dispositivo móvil y lo obsesionados que estamos con él. Por eso, para poder cortar ese vínculo dramático, hay una serie de consejos que se pueden llevar a cabo sin perder el juicio y las esperanzas.

 

1) Buscar algo que nos apasione

Según le explicó a la BBC Catherine Price, una periodista estadounidense, un buen día se dio cuenta que pasaba demasiado tiempo con su teléfono y decidió escribir un libro para ayudar a la gente a dejar esa dependencia.

Por eso, en primer lugar recomienda que nos preguntemos qué cosa nos apasiona en la vida, y que luego pensemos cómo el celular nos saca tiempo para hacerlo.

Según ella, lo importante es buscar una razón positiva para cambiar la relación con el celular, y una vez que nos enfocamos, entonces sí podemos reorganizar nuestra prioridades.

 

2) Replantear lo que pensamos sobre nuestro celular

Price recomienda pensar que el tiempo que pasamos con nuestro teléfono nos impide en realidad hacer otro tipo de actividades que nos gustan. «En vez de pensar en ‘pasar menos tiempo con tu celular’, hazte a la idea de que es «‘más tiempo con tu vida'», explica.

 

3) Ponerse obstáculos

Para dejar de usar el celular, lo más conveniente es empezar a alejarse de él en cada oportunidad que sea posible. Por ejemplo, si lo vamos a poner a cargar, sería de mucha ayuda dejarlo en otro ambiente donde no estemos.

 

4) No usar la alarma del teléfono

Hoy en día, resulta sumamente práctico utilizar la alarma del celular para despertarnos cada día. Sin embargo, puede ser interesante usar un reloj despertador, para evitar así tomar contacto con el dispositivo apenas abrimos los ojos.

 

5) Borrar redes sociales o desactivar notificaciones

Para dejar de depender tanto del celular, Price recomienda desinstalar de a poco aquellas redes sociales que nos generan mucha dependencia, como es el caso del Facebook, el Twitter o el Instagram.

Si creemos que ese es un paso muy avanzado, podemos empezar por sacarle las notificaciones a las diferentes aplicaciones para que al menos así no suene a cada rato.

 

6) Dejar el celular mientras se va de paseo

Una de las cosas que puede ayudar a dejar de lado el dispositivo móvil es mantenerlo guardado en el bolso cuando salimos a dar un paseo. La mayoría del tiempo, cuando uno va a comer a algún sitio o se encuentra con amigos, se puede detectar que las personas pasan su tiempo inmersas en la pantalla en lugar de ver lo que pasa a su alrededor.

Por eso, aunque sea necesario llevarlo con uno cada vez que salimos, sí se puede optar por dejarlo guardado mientras uno disfruta de una salida.

 

7) Evitar usar el celular en el auto

Cada vez que viajamos como acompañantes en un auto, solemos utilizar el celular como método de distracción. La mayor parte del tiempo lo usamos para revisar nuestro correo electrónico y redes, en lugar de observar el paisaje que aparece frente a nosotros.

 

«Cuando puse mi teléfono boca abajo,el tiempo comenzó a fluir más despacio«, asegura la periodista. (Big Bang News)