Jay Z presentó un nuevo servicio de streaming con el apoyo de Madonna, Kanye y otros

 

tidal 1

 

Esta semana nos regaló una de las imágenes musicales del año, con Jay Z posando sonriente junto a Madonna, Kanye West, Rihanna, Daft Punk, Nicki Minaj, Alicia Keys y Deadmau5, entre otros. La foto no se tomó en la entrega de los Grammy ni en un acto de beneficencia, sino en el lanzamiento de Tidal, un servicio de música por streaming comandado por el marido de Beyoncé. En realidad, el rapero compró hace unos meses el 90% de esta compañía sueca por 54 millones de dólares y ahora la relanzó como un espacio gerenciado por artistas.

El objetivo es competirle a iTunes, Spotify y el resto de las vías actuales de distribución digital de música ofreciendo contratos económicamente más atractivos para las estrellas en un servicio que cuesta el doble para los usuarios. En síntesis: algunas de las fortunas más ricas de la industria musical están pidiendo poder ganar aún más dinero. Acá repasamos la historia de otros músicos que quisieron incursionar en el mundo tech.

Charly Alberti y yeyeye.com. Es injusto poner al baterista de Soda Stereo en la misma línea que otras estrellas que sólo quieren sumar dólares. Charly Alberti estuvo atento a lo que sucedía en la web desde sus orígenes, con ideas y emprendimientos interesantes -como el Internet Time o el título de AppleMaster que le dio Macintosh- que no perseguían fines económicos. Él estuvo detrás del portal pionero en América Latina yeyeye.com en 1999 y de la creación del Ford Ka MP3, el primero en el país en tener un reproductor de mp3 de fábrica.

Neil Young y Pono. El rockero sorprendió a todos cuando el año pasado anunció que estaba detrás del proyecto Pono, un reproductor de música de alta fidelidad que desterraría los mp3 berretas a favor de canciones que se escuchen con la profundidad de los vinilos. Pero hay problemas: no hay consenso en que el oído humano pueda diferenciar tanta calidad y los equipos son carísimos. Pono salió a la venta en enero con un precio de 400 dólares, un diseño horrible y un catálogo disponible que deja mucho que desear.

Dr. Dre y Beats Music. Dr. Dre cantó y produjo alguno de los mayores hits en la historia del rap pero quedará en la historia por Beats, la compañía de auriculares que consiguió volverse una de las marcas más codiciadas de la actualidad. El año pasado Apple desembolsó 3 mil millones de dólares para comprarla y los rumores indican que este año se lanzará un servicio de música en streaming vía iTunes utilizando la marca Beats Music, ¿se viene un “celebrity death match” en la vida real entre Dr. Dre y Jay Z?

Jay-Z y Tidal. Si nos olvidamos de la foto de Beyoncé, Madonna, Rihanna y Alicia Keys abrazadas como mejores amigas, ¿qué otra cosa tiene Tidal que no ofrezcan Spotify o Deezer, por ejemplo? Por ahora, casi nada relevante. Según Jay Z, Tidal es “un salón creativo en el que los artistas puedan experimentar, haciendo cosas como canciones de 18 minutos de duración o lo que quieran. Esto puede sonar un poco loco, pero quiero que esta plataforma permita que el arte florezca”.

Sin embargo, aún no existe nada de eso. Los únicos materiales “exclusivos” ya eran conocidos, como el film Electroma de Daft Punk que se puede ver en YouTube, y la oferta de que las canciones son ofrecidas en una calidad de sonido similar al de un CD sólo tiene sentido si uno cuenta con un equipo decente conectado a la web y, para regiones con mala conectividad móvil como la nuestra (en donde no está disponible, por el momento), puede resultar un problema a la hora del streaming. Lo siento, Jay-Z, por ahora tu Tidal no nos interesa.

 

Tidal Launch Event NYC #TIDALforALL

fuente: rollingstone.com.ar