El futuro de Facebook es una incógnita, después de que una investigación periodística revelara esta semana que los datos de 50 millones de usuarios fueron usados en la campaña electoral de Donald Trump.

Conmoción en los mercados, enormes pérdidas y una idea que comenzó a circular en algunos círculos: ¿puede desaparecer la red social más grande del mundo?

Parece difícil imaginar que la red pueda desaparecer por el escándalo de la filtración de datos. Pero habrá que ver que ocurre en el futuro, ya que los más jóvenes no la tienen como su herramienta preferida.