Una vez más, la seguridad de Taylor Swift estuvo en peligro. Un fan quiso entrar a la casa de la cantante en Rhode Island. La policía lo descubrió cuando intentaba meterse por las rejas del portón de la mansión. Según publicó TMZ, el desconocido fue arrestado y lo llevaron a un hospital para hacerle estudios mentales. El sitio también contó que el fan había llamado a Swift para decirle que estaba cerca de su casa y que se quería casar con ella.

No es la primera vez que la artista vive un momento de inseguridad de este tipo. Fueron varias las personas que intentaron meterse en su mansión. En julio, David Page Liddle, de 32 años, fue arrestado cerca de la misma casa con un bolso que contenía un bate de metal, ganzúas, y guantes. Según la policía, el hombre oriundo de Iowa, viajó a la pequeña ciudad de Rhode Island con la idea de «visitar» a la superestrella. En ese momento, la cantante no se encontraba en el lugar. Según un diario local, Liddle contó que conocía personalmente a la artista.

En marzo, un presunto acosador fue arrestado por segunda vez en menos de un año por irrumpir en su casa de Manhattan. La cantante implementó la tecnología de reconocimiento facial en algunos conciertos con el fin de identificar a posibles acosadores entre la multitud.

Taylor se convirtió en la artista mejor paga del año. Según la revista Forbes, la estadounidense encabeza la lista de artistas femeninas que más han cobrado este año, al recaudar hasta 167 millones de euros. De esta forma, Swift destronó a Beyoncé. Imparable. (TN)