Sandra y Vane Mihanovich en un tono íntimo y con olor a historia familiar.

san

 

Los hermanos andan retomando su historia musical compartida, con la excusa de la promoción de su show del viernes -harán otra fecha el 6 de febrero- en Boris.

Familia de músicos por decantación -Sol, la hija de Vane, va por su tercer disco (Ver recuardo Nueva generación…)-, el vínculo de Sandra y Vane con la música se curtió en el sótano del abuelo Raúl, donde abundaban los vinilos de jazz y se olfateaba parte de la historia del género en la Argentina (ahí llegó a cantar Ella Fitzgerald). Y qué mejor manera para reencontrarse que hacerlo en un escenario.

Sandra (57), la mayor, fue la que abrió la brecha con su voz. Vane (55), al piano o con la guitarra, es el compositor que le escribió temas a su hermana, pero permaneció más en el anonimato. Esta vez, los dos van a cantar sus temas de jazz favoritos, en clave íntima y espontánea.