LED ZEPPELIN, LIVE AND BACKSTAGE, 1975, NEIL ZLOZOWER

Recientemente Jimmy Page, el mítico líder de Led Zeppelin concedió una entrevista a Rolling Stone en donde, entre otras cosas; dejó la modestia de lado afirmando que fue él quien introdujo la distorsión de guitarra en el rock, técnica fundamental no solo del género, y que ha sido copiada y re-versionada por decenas de artistas en el mundo.

Al respecto, el músico británico de 76 años de edad comentó:

La gente no sabe muchas de las cosas que he aportado a la música. Por ejemplo, una de las primeras cosas que traje a la ecuación, como músico de sesión, fue la caja de distorsión (overdrive), entonces conocida como caja de fuzz.Jimmy Page para  Rolling Stone.

Por supuesto, el guitarrista no dejó cabos sueltos en su declaración y extendió el argumento contando a detalle toda la historia detrás de su magnifica invención.

Conocí al ingeniero eléctrico Roger Mayer en una sesión y me dijo: ‘¿Hay algo electrónico que crees que podría ser un buen añadido para hacer con la guitarra?‘. Y yo le contesté: ‘Claro, por supuesto’. Le toqué música con la guitarra y le dije: ‘Eso es lo que necesita‘.

Creo que tenía una grabadora en aquel momento, si enganchabas la guitarra con el encaje del micrófono podías conseguir un sonido realmente distorsionado. Cuando tocabas una nota, además, podías mantenerla de forma casi indefinida. Jimmy Page para Rolling Stone.

Las declaraciones de Page no pasaron desapercibidas en redes sociales y abrieron el debate sobre quién es realmente el “padre de la distorsión” pues; de acuerdo a algunos historiadores de rock, quienes realmente inventaron la técnica fueron The Kinks.

De acuerdo a declaraciones del mismo Ray Davies (líder de The Kinks); fue en un momento de ira cuando decidió rasgar el cono de su amplificador para que el aparato sonara tan destrozado como él se sentía en ese momento. El resultado ayudó a que el disco homónimo del conjunto, lanzado en 1964, tuviera un sonido crudo y distorsionado cuya epítome se puede apreciar en la ruidosa “You’ve Really Got Me”.