El pop star posó junto a la top model holandesa, Lara Stone (la séptima mejor paga del mundo, según Forbes) para la última campaña de la conocida marca de ropa norteamericana.

 

 

 

just

 

 

Será siempre el eterno ídolo adolescente rebelde, el chico de los pantalones caídos, el flequillo suelto en un tupé aseadamente despeinado y esa mirada emo de posado triste que encandila quinceañeras, pero Justin Bieber ha crecido. El cantante se ha unido a la la larga lista de intérpretes, modelos e iconos de la moda que han sido retratados para las campañas de publicidad de Calvin Klein.

Una ventana abierta por la que saltar gritando eso de «yo tengo sexappeal». Y el canadiense apunta maneras como nuevo rostro de la temporada de primavera 2015 de la firma, a tenor de la recepción que su colaboración ha tenido en redes. Famosos por sus idas y venidas judiciales, el canante parece querer emprender una carrera seria en el mundo del modelaje y lo hace de la mano de los fotógrafos Mert Alas y Marcus Piggott, quienes ya han trabajado con Megan Foxx, Beckham y Cristiano Ronaldo, entre otras celebridades. En esta campaña Bieber aparece con la popular modelo holandesa Lara Stone, la 7ª mejor pagada del mundo según Forbes, así que es fácil deducir que la cuenta bancaria de la exestrella Disney ha recibido una buena inyección económica como regalo de nuevo año.