A apenas cuatro días de realizada la ceremonia en el Staples Center de Los Angeles que BTS no haya ganado el premio a mejor interpretación de un dúo o grupo pop en la última entrega de los Grammy es apenas un dato menor, en la rutilante actualidad de la banda surcoreana de K-pop, cuyo tema Dynamite por cierto nada tiene que envidiarle al triunfante Rain on Me, de Lady Gaga y Ariana Grande.

De récord en récord -a siete meses de la salida de Dynamite, la organización Guinness World Records anunció oficialmente que el video del tema, que se conoció en agosto del 2020, estableció una marca con la mayor cantidad de audiencia simultánea para una premiere de YouTube, con más de 3 millones de espectadores al mismo tiempo-. el septeto sigue su camino sumando logros a su carrera, mientras la entrega de los Grammy registró la menor audiencia de los últimos 20 años.

Sin embargo, no todas son rosas en el camino de BTS, y su inclusión en la serie de ilustraciones Garbage Pail Kids, publicada por la empresa The Topps Company, que representa a los integrantes de la boyband con sus caras magulladas y maltratadas levantó un fuerte revuelo y obligó a que la tarjeta fuera retirada de la venta.

A principios de esta semana, Topps presentó la nueva selección de imágenes inspirada en los Grammys 2021 para su serie satírica Garbage Pail Kids. El conjunto de cartas, denominado The Shammy Awards, presenta caricaturas de las estrellas más grandes de la ceremonia de 2021, incluidos Taylor Swift, Billie Eilish, Megan Thee Stallion y Harry Styles.

Pero la ilustración de BTS, que muestra al grupo con sus rostros magullados y golpeados en un juego de whack-a-mole, con un trofeo Grammy, despertó el repudio de sus seguidores y la reacción de Stop AAPI Hate, un movimiento que alerta sobre el racismo anti asiático, en crecimiento en los Estados Unidos.

Poco después de la presentación del producto, Topps recibió las reacciones en cadena que desató de parte de los fans, que lanzaron el hashtag de Twitter #RacismIsNotComedy. Como respuesta, este miércoles 17 de marzo, la compañía publicó un comunicado en sus redes sociales diciendo que ha eliminado la tarjeta de BTS de su cubierta, y agregó que «no ha impreso ninguna de la tarjeta de etiqueta y no estará disponible».

«Escuchamos y entendemos a nuestros consumidores que están molestos por la representación de BTS en nuestro producto GPK Shammy Awards y nos disculpamos por incluirlo», escribió la gente de Topps.

La controversia, tal como destaca la publicación NME, se produce en medio de crecientes crímenes de odio contra Asia en los Estados Unidos. El martes pasado, ocho personas – de las cuales seis eran asiáticas – murieron en un tiroteo en Atlanta, en Georgia. Los ataques tuvieron lugar en dos spas y en un salón de masajes en la zona, según informó el New York Times. Las autoridades confirmaron que cuatro de las víctimas eran mujeres de ascendencia coreana, mientras que los datos de las otras víctimas aún no se han confirmado. Un hombre de 21 años también fue arrestado en conexión con los tres tiroteos.

Los fans de BTS señalaron a Topps por ser insensible, especialmente durante estos tiempos turbulentos en la comunidad asiático-estadounidense. «La falta de responsabilidad y la desviación de la culpa sólo invalidan los sentimientos de los heridos y contribuyen al odio contra los asiáticos», escribió un fan.

Varias celebridades, incluyendo estrellas del K-pop, también se pronunciaron en contra del racismo y la violencia contra Asia después de los episodios relatados. Tablo de Epik High, CL, Eric Nam, AleXa, P1Harmony y Fatou de Blackswan, entre otros, se manifestaron en sus redes sociales para solidarizarse con los estadounidenses de origen asiático.

«Somos blancos adyacentes, hasta que no lo somos», tuiteó la coreano-estadounidense Michelle Zauner, líder del proyecto musical Japanese Breakfast. Y completó: «Hasta que alguien nos llame chino, o se burle de un acento, afirma que empezamos este virus de comer perros y murciélagos, ataca a nuestros mayores, objetivos y nos mata.»

El mes pasado, el conductor de una radio alemana, DJ Matthias Matuschik fue acusado de hacer comentarios racistas sobre BTS en el aire, al comparar a la banda de Big Hit Entertainment con el coronavirus. «Son un virus de mierda para el que, también una vacuna pronto», disparó.

En ese momento, la cantante estadounidense Halsey, quien colaboró con la banda en el tema Boy With Luv, defendió a las superestrellas globales, diciendo que estaba «horrorizada» por los comentarios «repugnantes» de Matuschik. «Esto es inaceptable», dijo. «Espero que una disculpa a BTS y las comunidades asiáticas de todo el mundo, esté en camino.» Si la hubo, no se notó. (Clarín)