El 27 de junio de 1970, la banda se presentó en un pequeño escenario. Fue el comienzo de una historia cargada de éxitos.

«Mi obligación con el público es ofrecerle un buen espectáculo. Asegurarme de que le damos a la gente un buen y potente entretenimiento. Debo asegurarme de que convenzo a la gente y que la pase bien. De lo contrario, no habrá sido un buen concierto. Me gusta que el público se vaya de nuestros shows plenamente complacido y sabiendo que la pasó bien«, describió Freddie Mercury sobre su función sobre el escenario. Y lo cumplió desde el primer día.

El 27 de junio de 1970, Queen se presentó por primera vez en vivo, en un evento de caridad organizado por la Cruz Roja británica. Fue en el pequeño escenario del City Hall de Truro, a 376 kilómetros de Londres. Freddie Mercury, el guitarrista Brian May y el baterista Roger Taylor debutaban juntos frente al público. Mike Grose se encargó del bajo. A los pocos meses, fue reemplazado por John Deacon.

El grupo consiguió la fecha gracias a la madre de Roger, que participó de la organización del evento. En esa histórica noche, Queen tocó una sola canción original, «Stone Cold Crazy». «La banda no estaba tan pulida como les hubiera gustado a los integrantes y la audiencia era relativamente chica», escribió Jacky Gunn en el libro As It Began. El listado de temas se completó con covers.

Por su parte, el bajista Mike Grose -quien murió en marzo de 2019- recordó que ese primer show fue descuidado, ya que la banda aún no había descubierto los arreglos de sus canciones. «Tratamos de esconder los errores, pero para ser franco fuimos duros«.

Roger Taylor y Brian May venían tocando desde hacía unos años bajo el nombre de Smile, junto al cantante Tim Staffell. La banda llegó a grabar varios simples. Mercury era uno de sus fans y no se perdía sus presentaciones. También los aconsejaba: «Tienen que ser más expresivos y originales. Si yo fuera su cantante, eso es lo que estaría haciendo». Finalmente, Freddie tuvo su lugar en el proyecto.

Smile, año 1969


Existen varias historias sobre si realmente la banda se presentó esa noche con el nombre de Smile o el de Queen. Algunos sostienen que para junio, el proyecto ya había adoptado la nueva identidad. La confusión nació por una publicidad que salió en el diario, a instancias de la madre del baterista, con el título de Smile. Ella no sabía que el grupo ya se llamaba Queen.

Taylor le puso fin al misterio cuando publicó en su cuenta de Instagram una foto de un almanaque de mayo de 1970, en donde escribió que Queen era el mejor nombre para el grupo.

«Se me ocurrió desde un principio. Era majestuoso y sonaba de manera espléndida. Es potente, universal, e inmediato. Tenía un gran potencial visual y estaba abierto a todo tipo de interpretaciones. Conectaba con muchas cosas, como con el teatro, era magnífico. Significaba muchas cosas«, contó Mercury en el libro Su vida contada por él mismo, recopliado por Greg Brooks y Simon Lupton.

Esa primera noche dejó a los músicos con ganas de más. A los pocos días, el 18 de julio, actuaron en el Imperial College. En esta época, Freddie cambió su apellido artístico de Bulsara por el que lo haría famoso. También grabaron los primeros demos donde marcaron un estilo musical. La imagen también fue importante. «El glamour formaba parte de nosotros. Queríamos provocar y ser escandalosos«, describió el cantante.

En 1973, sacaron su disco debut, homónimo, con temas como «Keep Yourself Alive», «The Night Comes Down», «Great King Rat», «Jesus» y «Liar». Muchos trataron de encasillar esas nuevas canciones entre el hard rock y el glam.

«Nunca copiamos a nadie. Estábamos metidos en el glam rock antes que gente como Sweet o David Bowie y nos preocupaba que hubiésemos llegado demasiado tarde. Nuestro camino fue presentar una música teatral diferente. Sonábamos como Led Zeppelin, porque teníamos armonías vocales y esas cosas, por lo que nos colocaron en ese tipo de categoría. Las etiquetas son tanto malas como buenas, y si te las tomás en serio sería bastante ridículo«, describió Freddie.

Los integrantes de Queen eran estudiantes universitarios y dejaron sus carreras para probar suerte en la música. «Soy el único del grupo que proviene de un ámbito artístico. Los demás vienen del lado científico: Roger, de la biología, John, de la electrónica, Y Brian, de la física», sostuvo Mercury. «Fui a la facultad de Bellas Artes – agregó- con la impresión que conseguiría mi diploma, lo cual ocurrió, y que luego me convertiría en un ilustrador , esperando ganarme la vida como artista freelance. La música era siempre algo secundario, pero, de alguna manera, fue tomando más terreno«.

En 1974 publicaron Queen II y al año siguiente vio la luz Sheer Heart Attack, con temas como «Killer Queen»​ y «Now I’m Here». El álbum fue un gran éxito ocupando el número dos de la lista de discos más vendidos en el Reino Unido y la posición doce en los Estados Unidos​.

«Los dos primeros discos tenían mucho rock duro, aunque los arreglos ya presagiaban lo que vendría más tarde. No hay duda de las influencias del sonido de bandas como Deep Purple y Zeppelin. Creo que parte de eso era influencia de Brian May, porque en las composiciones de Mercury se nota otra dirección. Esa relación se puede apreciar claramente en un single (1977) que tenía “We Will Rock You” y “We Are The Champions”. La primera, una bombástica base de percusión y un riff bien heavy compuesto por May, mientras que la cara B era la balada con gran despliegue vocal en uno de los himnos del pop-rock escrito por Mercury», describió Juan Manuel Cibeira, periodista y editor de la revista Pelo.

A Night At The Opera (1975) fue uno de los más exitosos de su carrera, gracias a «Bohemian Rhapsody». La suerte del grupo cambió por completo y arrancó extensas giras por el mundo, logrando una gran aceptación por parte de sus fans. También se transformaría en una de las bandas exponentes del rock de estadio con una importante puesta en escena.